5.07.2018

Preocupación por presencia de residuos de roedores en supermercados

FOTO: MARIELA LOMBARD / EL DIARIO NY



El pasado 8 de abril Samuel Hernández fue hasta la tienda BJ’s que funciona en Shore Parkway, en Brooklyn, y compró cinco bolsas de tortillas. Al llegar a su casa, las probó con su comida, y aunque asegura que sintió un saborcillo raro, al principio no le prestó mucha atención. Al poco tiempo empezó a sentirse mal y no tardó mucho en descubrir lo que estaba sucediendo. Las bolsas de las tortillas presentaban señales de mordiscos de ratón. Al mirarlas detalladamente, notó que todas estaban roídas, que los roedores se habían dado un banquete con algunas, y en otras habían dejado residuos fecales. El vomito fue solo una de las reacciones del mexicano y durante tres días el dolor de estómago le recordó lo que había comido. Aun hoy teme que haya podido contraer alguna infección.
“Yo me comí las de arriba y se veían bien, pero luego me di cuenta que las tortillas estaban mordisqueadas. Más allá del asco, duré dos días seguidos con diarrea y como no tengo dinero para pagar un doctor, pues me tocó curarme con bicarbonato”, recuerda el joven, quien al otro día fue hasta el supermercado a contar lo que le había pasado, y a pedir al gerente que fueran más cuidadosos con la higiene de sus productos, pero allí se llevó otra sorpresa que lo sacó espantado del lugar.
“Fui a hacer el reclamo y no le dieron importancia al asunto. Solo vieron las bolsas roídas, y dijeron que me regresarían mí dinero, que no me preocupara, y ni una disculpa me ofrecieron. Y cuando quise explicarles lo serio del asunto y que quería poner mi queja, me dijeron que ellos se encargaban después del tema”, comenta Hernández, quien agrega que sintió además que por ser inmigrante no tomaron su reclamo en serio.
El cliente luego interpuso una queja ante el Departamento de Salud, que de inmediato le hizo seguimiento, y confirmó fallas serias en el BJ’s Store, ubicado en el 1752 Shore Parkway, de Brooklyn.
“El Departamento respondió a la queja con una investigación y una nueva inspección en la tienda, lo que resultó en que la tienda fuera citada con 4 deficiencias críticas por actividad de roedores”, aseguró Jola Szubielski, vocera del Departamento de Salud del Estado, organismo encargado de realizar las inspecciones a supermercados en Nueva York.

.

.