7.11.2017

Por griterío de criolla en actos sexuales vecinos llamaron 300 veces al 911


NUEVA YORK. Vecinos de la peluquera dominicana Olga Valerio, de 49 años de edad, tuvieron que hacer 311 llamadas al 911 para quejarse por los gritos de la mujer, cuando estaba teniendo relaciones sexuales con su novio, el centroamericano Byron Pérez, de 26, en un apartamento de un edificio en el vecindario Bay Ridge en Brooklyn.

Los vecinos dijeron a las autoridades que los gritos de la dominicana eran tan altos, que ella “no dejaba dormir a nadie” en el vecindario.
El sitio DNA.info, que computó la cantidad de llamadas al sistema de emergencias, dijo que esa fue la mayor cantidad de quejas hecha desde una sola área al 911.
La policía acudió al apartamento, habló con la pareja y les aconsejó a la dominicana que bajara el volumen de su griterío, a lo que ella accedió, diciendo que ha estado corrigiéndose, que no sabía la conmoción que habían causado sus relaciones sexuales y que le daba vergüenza.
El caso, reseñado por casi todos los medios locales, ocurrió en abril de 2015, en el edificio 7201 de Ridge Boulevard, pero ella dio la cara ahora, en una entrevista que concedió junto a su hija Dahiana, una aspirante a reguetonera que próximamente lanzará su primer tema.
Pérez, el compañero de la dominicana, trabaja en el área de la construcción.
Los vecinos, alegando que los gemidos y los gruñidos de la pareja los sacudían a todas horas de la noche, se quejaron media docena de veces en un período de tres meses, informó DNA.info, citando datos de la ciudad.
Ni Valerio ni Pérez fueron mencionados en 2015 en ninguna de las informaciones de los medios en ese entonces, incluyendo al NY Post, pero muchos creyeron que la hija, de 31 años, formaba parte del dúo ensordecedor.

.

.