4.20.2017

Ventajas de ser la "Primera Hija": Ivanka Trump a la conquista comercial de 21 países

Ivanka Trump ha realizado 173 solicitudes de registro para firmas relacionadas con su emporio Ivanka TrumpMarks.
Las peticiones se han hecho en 21 naciones, como Hong Kong y grandes bloques comerciales como la Unión Europea, confirmó The New York Times.
Estas acciones supondrían conflictos de intereses para el gobierno del presidente Donald Trump, ya que Ivanka, aunque no es empleada de la Casa Blanca, forma parte del equipo de trabajo de la actual administración, tiene una oficina y acceso a información privilegiada.
Sólo el pasado 6 de abril, la empresa de Ivanka consiguió el permiso provisional del gobierno chino para adquirir tres marcas comerciales en el país asiáticolas cuales tendrán derechos de monopolio para vender su línea de joyería y bolsos y construir decenas de spas en la segunda economía más importante del mundo.
Las últimas solicitudes fueron para la empresa que controla la línea de moda, que pidió registros en Canadá y Filipinas.
En febrero, Japón también aprobó marcas para la “Primera Hija”, mientras que hay solicitudes en espera en Kuwait, Qatar, Panamá y Brasil.

Mientras quienes critican al padre se molestan por lo que ocurre con la marca del apellido de su hija, que es lo que realmente hace vender los productos, Ivanka Trump tiene amplios motivos para sonreír. No solo es vista como una muy influyente asesora de su padre en la Casa Blanca. El negocio de moda que ella fundó, y que hace apenas unas semanas parecía sitiado por las controversias políticas en torno a su apellido, está floreciendo.
La firma de análisis de mercados Slice Intelligence anunció que en enero y febrero de este año, precisamente el período que Donald Trump lleva en la presidencia, los productos con la marca de Ivanka en Amazon experimentaron aumentos en las ventas de 332%, comparados con el mismo periodo en el año anterior.
No importaron los llamados a boicotear la firma por parte de opositores al gobierno, el profundo malestar de los liberales estadounidenses en torno a todo lo que les recuerde a Trump, ni las acusaciones contra funcionarios de la Casa Blanca de haber incurrido en presuntas violaciones éticas por haberle hecho propaganda a la firma de la hija del presidente.
El hecho es que la ropa con la marca de Ivanka se vende tres veces más que hace un año en Amazon.
El aumento de esos productos en la cadena nacional de tiendas Macy's fue también de un nada despreciable 148%.
La polémica en torno a la marca parece haber terminado favoreciendo a Ivanka Trump. O por lo menos no le ha hecho daño notorio.

.

.