4.14.2017

El giro de 180 grados de la política exterior de Donald Trump


Siria, Rusia, China, la OTAN: la política exterior del presidente estadounidense, Donald Trump, ha sufrido un giro de 180 grados, señal de que su diplomacia se está normalizando y está dejando atrás las posturas que defendió durante su campaña.
"Las circunstancias cambian", ha reconocido a la CNN el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, personificando una teoría conocida en Washington sobre los mandatarios: cuando llegan al Despacho Oval, ven las cosas desde otra perspectiva.
Trump, hasta ahora percibido como "aislacionista" y "proteccionista", lo ha demostrado este miércoles de forma espectacular con el tema de la OTAN.
Durante su campaña y el inicio de su presidencia, provocó un terremoto político en Europa afirmando que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) estaba "obsoleta" y reclamando que los aliados del viejo continente asuman más gastos económicos.
De alguna forma reiteró una postura repetida por los presidentes estadounidenses, aunque Trump implantó su particular estilo directo a la hora de comunicar. Pero durante la rueda de prensa conjunta del miércoles con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dio marcha atrás y rectificó. "Dije que era obsoleta, ya no es obsoleta", señaló.

.

.