3.14.2017

Adriano Espaillat critica ley de salud de Trump, "pague más por menos".


 WASHINGTON, D.C. – El congresista Adriano Espaillat criticó la ley de derogación del ACA de los republicanos 'Pague Más Por Menos', luego de que la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) publicara un informe detallando las consecuencias del plan del GOP.

"Después de una serie de promesas huecas ofrecidas por los republicanos, la cruel realidad de su inadecuado proyecto 'Pague Más Por Menos' ('Pay More For Less') se ha puesto al descubierto",dijo el congresista Espaillat. "Este proyecto de ley ha sido malo desde el principio, ya que los republicanos están entregando a los multimillonarios un recorte de impuestos que afecta el déficit, pero expulsa a 24 millones de estadounidenses de su cuidado de salud. Para millones y millones de estadounidenses, el proyecto de ley republicano es una receta para hacerles pagar más por menos.

"El informe del CBO de ayer ha expuesto el proyecto de ley de los republicanos como un asalto despiadado a las familias trabajadoras. Las familias de Nueva York serán devastadas y la gente en comunidades de todo el país verán su salud y sus bolsillos sufrir bajo este desastroso plan republicano".

Principales hallazgos del informe del CBO:

• 24 millones de estadounidenses perderán su cobertura de salud - incluyendo 14 millones en 2018 solamente;
• Bajo el proyecto de ley del GOP, el 19% de la población de mediana edad no estará asegurada en 2026, en comparación con el 10% en 2026 bajo la ley actual.
• El proyecto de ley tendría el efecto de recortar el Medicaid por $880 millones en los próximos 10 años.
• Bajo la ley del GOP, una persona de 64 años con ingresos de $26,500 en el mercado individual pagará $12,900 más en sus primas cada año.
• Dejando sin financiamiento a Planned Parenthood por un año, el proyecto de ley provocaría que muchas mujeres pierdan el acceso a atención médica, incluyendo a anticonceptivos y a otros servicios de planificación familiar.
• El proyecto de ley da $600 mil millones de dólares en recortes de impuestos a los estadounidenses más ricos y a grandes corporaciones, incluyendo $2,8 mil millones de dólares a las 400 familias más ricas de los Estados Unidos.


.

.