2.05.2017

¿Te animas a poner una granja con esta variedad de pollos?

Ayam Cemani, el pollo negro hasta los órganos

Una rara especie de gallina se está convirtiendo lentamente en uno de los artículos más deseados en la exclusiva industria del lujo alrededor del mundo. Se trata del Ayam Cemani (cuyo significado en indonesio puede interpretarse como “gallina totalmente negra”) cuyo peculiar color le ha valido la atención y el deseo de los amantes de las aves.

El Ayam Cemani es un pollo negro como la tinta de un bolígrafo y este color se extiende desde la cresta hasta las puntas de las garras. Su piel presenta un color azul-negro, sus ojos son de un negro azabache muy intenso que también puede apreciarse en su lengua. Además, está cubierto por plumas de un negro metálico brillante e incluso sus órganos internos son negros. Es una gallina gótica. El precio, de la misma forma que el animal, no es nada común: la Greenfire Farms, una de las pocas empresas que comercializa a este exclusivo animal, logra obtener unos $200 dólares estadounidenses por cada pollo recién nacido y entre US$ 500 y US$600 por ejemplares mayores. En el mercado negro este valor puede quintuplicarse.
La raza fue desarrollada en Indonesia pero debido a la preocupación por la gripe aviar, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos mantiene una prohibición sobre las importaciones directas de aves a territorio estadounidense. Es por esta razón que estos pollos son muy difíciles de conseguir, algo que tiene como consecuencia su elevado costo.
El Ayam Cemani no es la única ave con estas características, pero los otros animales presentan lenguas rosadas y ojos marrones, además tienen las entrañas con los colores estándar. Este tipo de ave es codiciada por coleccionistas precisamente porqué la especie es bastante exótica. Su rareza se debe a la poca cantidad de cruzas que se realizan en criaderos de la isla de Java, de donde el Ayam Cemani es originario.
La especie también se consume en Indonesia y en buena parte del continente asiático como elemento ritual. Según la Greenfire Farms, son populares debido a sus “poderes místicos”. Se cree que el color del ave es un “portal perfecto entre el mundo real y el sobrenatural”.
La coloración negra del Ayam Cemani se debe a una condición genética conocida como fibromelanosis, que se origina a partir de una mutación genética que afecta la forma en que las células productoras de pigmentos funcionan. Solo otras tres razas presentan este color, la sueca Bohuslän-Dals svarthöna, los pollos vietnamitas Hmong y los Silkie, una raza antigua de gallinas con plumas parecidas al cabello humano.


El genetista sueco de la Universidad de Uppsala, Leif Andersson, descubrió que el responsable por este cambio en el color es un gen llamado endothelian-3 (EDN3). Y participa en la regulación de los melanocitos, células encargadas de la producción de pigmentos. En los Ayam Cemani, estas son dos veces más abundantes que en aves de otra raza. Sin embargo, el encantador color metálico en las plumas del Cemani no tiene nada que ver con esta variación. De hecho, algunos Silkies presentan plumaje blanco pese a su piel y cresta negra.

.

.