2.04.2017

Los problemas de salud de Trump

El presidente Donald Trump toma medicamentos para el menos tres padecimientos, así lo reveló Harold N. Bornstein, el médico del magnate hasta hace unos meses.
Quizás, el más que llama la atención es el que el mandatario, supuestamente, utiliza para hacer crecer el cabello.
De acuerdo con Bornstein –que tiene oficinas en la zona Este de Manhattan– Trump utiliza una medicina conocida como “finasteride” para tratar el problema de su caída de cabello. La ingestión de la sustancia ayuda a balancear los bajos niveles del antígeno PSA, un marcador del cáncer de próstata. Finasteride, conocida en el mercado como “Propecia” se usa para  tratar la calvicie de patrón masculino.
El médico dijo a The New York Times, en una serie de entrevistas telefónicas el mes pasado, que el primer mandatario consume, además,  antibióticos para la rosácea (condición de la piel que provoca la dilatación de los vasos sanguíneos). Algunos de sus síntomas son: ojos y párpados inflamados, enrojecimiento de la cara e hinchazón de la nariz.
De acuerdo con el galeno, –que atendió a Trump desde los 80–  el republicano sufre de colesterol y nivel de lípidos elevado, para lo que toma estatina.
Adicional, diariamente, el presidente debe ingerir aspirina para reducir el riesgo de un ataque al corazón.
Bornstein no atiende a Trump desde que se convirtió en primer mandatario.

.

.