2.13.2017

Danilo Medina negoció directamente con Odebrecht, luego de licitación de Punta Catalina

SANTO DOMINGO. Luego de que se dieran a conocer los resultados de la Licitación CDEEE-LPI-01-2013, para la construcción de las dos plantas a carbón de Punta Catalina, el presidente Danilo Medina negoció directamente con el ganador del proceso, el consorcio compuesto por la Constructora Norberto Odebrecht, S. A, Tecnimont, S. P. A., e Ingeniería Estrella, S. R. L.
El mandatario se reunió con los representantes del consorcio para pedir una rebaja del monto con el que ganaron la licitación: US$2,040 millones, con la advertencia de que, de lo contrario, no firmaría el contrato. Aspiraba a US$300 millones menos, aunque al final se transó por US$100 millones.
Esas informaciones las dio a conocer Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), durante un almuerzo con periodistas realizado en mayo del 2015, en medio de las denuncias de irregularidades en el proceso de adjudicación de la obra y las críticas por el costo del proyecto, que se entendía sobrevalorado.
En más de una hora de exposición, Jiménez Bichara explicó el proyecto e indicó que, pese a que el consorcio ganó porque alcanzó el nivel de calidad requerido, decidieron debatir el precio.
“Les dije: Ustedes ganaron esta licitación, es cierto, pero ¿cuánto ustedes le pueden rebajar a ese valor? Y dicen: ‘Bueno, nosotros tiramos ese precio lo menor que se podía, y no podemos rebajar nada’. Entonces les digo: Ustedes pueden rebajarle algo; me dijeron que no podían. Entonces, les dije: Bueno, mañana tenemos reunión con el Presidente antes de firmar este acuerdo”.
Sigue la narración de Bichara: “Fuimos donde el Presidente y él les dijo: ‘Quiero 300 millones menos y si no, no firmo’. Yo me lo entendía que era un número muy elevado para lo que se podía manejar en eso. Ellos estaban cerrados totalmente. Al final, les dice: ‘Miren, un cinco por ciento menos o aquí no hay firma’. Ellos tuvieron que aceptar la propuesta del Presidente y, en lugar de 2,040 (millones) que ganó, eso bajó a 1,945 millones; le tumbó 100 millones de dólares en esa reunión. Y así es que se produce ese precio después”.
Luego explica que, aunque la empresa ganó “con condiciones superiores a todas las que compitieron, aun así tuvieron que tumbarle y aceptar los 100 millones de dólares, y nosotros, entonces, asegurarnos de que la calidad de la obra no se castigara y que se mantuviera la obra como fue diseñada, al costo que finalmente pudimos sacarle al proyecto en la negociación con el Presidente”.
La rebaja se detalla en la carta que para los fines de aprobación de contrato mandó el presidente Danilo Medina al Congreso Nacional, en la que quedó explícito que estuvo sujeta a una exención de impuesto.
El mandatario escribió al presidente del Senado: “El Precio del Contrato se reduce hasta un máximo de US$1,945,000,000.00 (Mil Novecientos Cuarenta y Cinco Millones de Dólares de los Estados Unidos de América), en razón de que: a) las Partes acordaran un programa de ingeniería de valor en un período de seis (6) meses que siga a la Fecha de Efectividad del Contrato de EPC, que permitirá reducir costos sin que, bajo ninguna circunstancia, se afecte la calidad de la Central Generadora de Electricidad objeto del Contrato de EPC, y/o, b) la aprobación por parte del Poder Legislativo, en el marco del Contrato de EPC, de la exención de todo tipo de impuestos sobre la renta, tal y como se describe en el Anexo R del Contrato de EPC; en el entendido de que de obtener la aprobación de la exención del impuesto sobre la renta antes indicado, las Partes acordarán el monto definitivo de reducción del Precio del Contrato de EPC, el cual no será mayor a la suma de US$1,945,000,000.00 (Mil Novecientos Cuarenta y Cinco Millones de Dólares de los Estados Unidos de América), tras la culminación del programa de ingeniería de valor”.
La carta fue enviada el 7 de mayo del 2014 al Senado, que aprobó el contrato el día 21 del mismo mes y año.
El 14 de abril del 2014 se firmó el contrato de las plantas de carbón que ahora es objeto de investigación, luego de que la empresa Odebrecht admitiera ante la justicia estadounidense que pagó sobornos por US$92 millones entre 2001 y 2014 para lograr la adjudicación de obras en el país.
Para tales fines, el Poder Ejecutivo nombró una comisión especial, encabezada por monseñor Agripino Núñez Collado.

.

.