1.19.2017

México extradita a Estados Unidos a ‘El Chapo’ Guzmán

Joaquín El Chapo Guzmán se ha ido de México. El violento líder del cartel de Sinaloa encara ahora su mayor miedo: ser juzgado en Estados Unidos. 
El Gobierno mexicano ha confirmado que el capo ha sido extraditado al norte, donde enfrentará varios procesos por narcotráfico y delincuencia organizada en al menos dos juzgados estadounidenses. 
De esta manera ha culminado la relación de México con su prisionero 3192, que se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para el Estado después de haberse fugado en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad.
La Secretaría de Relaciones Exteriores informó la tarde de este jueves que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México negó un amparo a Guzmán Loera. 
La defensa del narcotraficante había elegido una estrategia legal que empantanaba la posible extradición al norte con base en amparos desde el 20 de mayo de 2016. El fallo del tribunal considera que “no fueron ni han sido vulnerados” los derechos humanos del delincuente en los procedimientos. 
Exteriores informó de que después de la decisión judicial se puso al prisionero a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía). “El Gobierno de la República el día de hoy entregó al señor Guzmán Loera a las autoridades de los Estados Unidos”, afirma el comunicado. El Departamento de Justicia de EE UU confirmó la información. Los abogados del capo informaron hoy a los medios de comunicación mexicanos que no tenían conocimiento de la extradición.
La Suprema Corte de Justicia rechazó el miércoles dar trámite a dos nuevos recursos de amparo promovidos por los abogados del narcotraficante. El tribunal constitucional consideró que la defensa no estaba legitimado para promoverlos. La familia del capo también había protagonizado un culebrón que tenía como fin mantener a Guzmán Loera en México. 
En octubre pasado, Emma Coronel, la esposa del Chapo acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar el maltrato del que era víctima su marido. “Está enfermo de los nervios, de depresión”. En otra ocasión, el capo había tramitado nuevos amparos para obtener más cobijas en su celda.
El Chapo Guzmán está ahora bajo custodia de las autoridades de Estados Unidos. El preso había sido enviado a una prisión de Ciudad Juárez, en Chihuahua (al norte de México, en la frontera con Texas) en mayo del año pasado. Antes de eso, Guzmán estuvo cuatro meses en la prisión del Altiplano, desde el 8 de enero de 2016, cuando fue recapturado en Los Mochis, Sinaloa. 
El Chapo se había fugado de esa misma cárcel en julio de 2015, cuando sus secuaces cavaron un túnel de 1.500 desde una construcción hasta la celda del capo. Durante más de seis meses fue el prófugo más buscado de México.

Fuente:http://internacional.elpais.com

.

.