11.24.2016

Incontinencias del país “oriundo de la noche”. Por Juan Lladó


Por
Eduardo Sanchez

Hay un país en el mundo que, talvez por ser oriundo de la noche, no parece estar en el mismo trayecto del sol.  Las incontinencias que siguen a continuación, recogidas de la prensa, perfiladas aquí sucintamente y aderezadas por interrogantes, sugieren esa penosa conclusión.

Las Fuerzas Armadas tienen 51,000 efectivos y el país ningún potencial enemigo a la vista (porque Haití ni ejército tiene).  Sin embargo, la depredación de las áreas protegidas y la deforestación de las montañas siguen tan campante.  ¿Deberían redefinir su misión institucional para beneficio del país?

La prensa reporta que destacados periodistas nacionales han aceptado ser miembros de varios consejos de administración de entidades descentralizadas del Estado.  ¿Debería el Colegio Dominicano de Periodistas expulsarlos por el conflicto de intereses que eso representa?

La ostentación vehicular de funcionarios y legisladores sigue tan campante. ¿Cuándo se retiraran los vehículos de lujo del tren administrativo del Estado?  ¿Cuándo se prohibirán las yipetas y otros vehículos oficiales de lujo?

¿Por qué, estando ya en la Era Digital, debe ser nuestro país el que tiene los costos más altos de América Latina para los servicios de internet y de telefonía (tanto móvil como residencial)?

Todavía no se conoce una sola universidad dominicana que haya entrenado a sus docentes en el desarrollo y empleo de cursos online.  ¿Es esa la razón por la cual Neyba pide una extensión de la UASD (campus) cuando lo que debe pedir son computadores para que sus estudiantes puedan tomar cursos online?

Infausta noticia:  38 subdirectores en Bienes Nacionales y 35 en INESPRE.  ¿Nos estamos volviendo locos?  ¿De qué sirve el Ministerio de Administracion Publica?  ¿De qué sirve la Oficina Nacional de Presupuesto?

¿Porque debe ser el Banco Mundial quien nos tenga que convocar a un “Compromiso con la Equidad” urgiendo al país a invertir un 1.3% más del PIB en los pobres para eliminar la pobreza extrema?

¿Por qué deben los bancos de Reservas y Central auspiciar la publicación de libros cuando el Ministerio de Cultura tiene la Editora Nacional que esta supuesta a jugar ese rol?

¿Por qué los inmortalizados en nuestro Salon de la Fama de los deportes tienen que recibir mensualidades del Estado cuando casi todos no tienen ninguna necesidad económica?

¿De qué sirve que la Cámara de Cuentas reporte irregularidades en los ayuntamientos y en algunas entidades del Estado (OISOE, Hospital Dario Contreras) si el PEPCA y el Ministerio Público en general lo que hacen es voltear la cara?

El Festival del Merengue y Ritmos Caribeños es un anacronismo cuando los de bachata se cuentan por docenas en diferentes países del mundo. ¿Por qué el MITUR copatrocina un festival de jazz anualmente y no uno de bachata?  ¿Miedo esquizofrénico a lo popular?

Ballet Folclórico:  continúan bailando merengue cuando lo que vende es la bachata a nivel mundial.  Los trajes de sus bailarines solo se ven en sus funciones porque nadie los usa en fiestas patronales y otros eventos.  ¿Por qué seguir insistiendo en el uso de esos trajes cuando están totalmente desfasados?

De nada valen los mojones, los pedestales y estatuas que los militares han puesto en la frontera, ni tampoco las innumerables veces en que se “refuerza”,  si el ejército de 27,000 hombres de una nacion sin enemistades regionales no es capaz de controlar la migración ilegal.  ¿Debería ser esa su única razón de ser?

La prensa se empecina en proyectar la imagen de que ser intelectual se concibe como ser historiador o poeta, mientras ya el país tiene 4.7 millones de cuentas de internet y más de diez millones de teléfonos móviles.  ¿Es que sus directivos no asimilan la Era Digital y se han quedado empantanados en el pasado? ¿Es que no existen las ciencias planetarias ni la nanotecnología?

El Faro a Colon exalta la figura del Gran Almirante, pero no proyecta sus luces desde hace años y sus museos interiores son adefesios “de capa caída”. ¿Por qué no rediseñar todo su entorno para resaltar figuras prominentes de nuestra historia y cultura, como fueron los indígenas y los negros? ¿Debería ahí haber estatuas gigantes de Sebastian Lemba y Enriquillo para equilibrar la cosa?

El olvidado CEA todavía posee un 60% de su inventario original de tierras, pero es bien conocido que una gran parte la usufructúan particulares sin pagar nada a la entidad desde hace mucho tiempo.  ¿Bastara con la prohibición que dicto el Poder Ejecutivo para vender, arrendar o asignar dichos terrenos?  ¿Recuperara la Comisión Evaluadora creada a tales fines los terrenos ocupados ilegalmente?

Según reportes de prensa, tenemos 170 generales activos (57 de ellos en la PN) y la seguridad ciudadana esta cada día peor. ¿Se olvidó la promesa gubernamental de reducir ese número de oficiales superiores para que tenga relación con el tamaño de nuestro aparato militar?  ¿Se cumplió con la nueva ley de la PN respecto a eso? ¿Se habrán retirado del servicio los 2,000 policías que sirven a particulares?

La frecuente foto del elegante jinete Kalil Hache, uniformado de coronel del Ejército y montado en un bello ejemplar equino, no deja de ser un anacronismo, sintomático de que vivimos inmisericordemente en el pasado.  ¿Podrá el Ejército montar una carga ecuestre si sobreviene una guerra?  ¿Podrían los tucanos reemplazar la caballería?

Llevamos décadas con un sistema eléctrico que representa una retranca mayúscula para el desarrollo nacional.  ¿Se justifica que la clase política siga al mando del mismo?  ¿No sería más conveniente su privatización, dejando en manos japonesas contratadas la aplicación de las regulaciones del sector?

Todavía seguimos con “el barrilito” y “el cofrecito” de los legisladores, dos anacrónicas prácticas que perpetúan el clientelismo y las prácticas políticas de la prehistoria.  ¿Debería la Cámara de Cuentas pedir cuentas?  ¿Deberíamos reducir el Congreso a una sola cámara?

El Banreservas anuncia con frecuencia una constante expansión y activos por más de RD$400,000 millones. ¿Se justifica que el Estado sea dueño de un banco comercial?  ¿Alguien ha preguntado si el mismo es rentable?  ¿Cuándo  se privatizara ese monstruo del clientelismo político?

México tiene apenas 17 oficinas de promoción turística en el exterior y recibe 30 millones de turistas.  Nosotros tenemos 28 y recibimos menos de seis.  ¿Se justifica tal hemorragia de nepotismo político?  ¿Están obsoletas esas oficinas con las capacidades que permiten las tecnologías digitales y el internet?

El número de uniones matrimoniales de menores en nuestro país es el más alto del continente.  ¿Indicara eso que la dedicación al amor se ha masificado?  ¿Iremos camino a ser la nacion más populosa del mundo?

La nómina del Banco Central sobrepasa los dos mil empleados, incluyendo los miembros de la Junta Monetaria que cobran sueldos lujosísimos sin que a ellos se les atribuya la estabilidad macroeconómica.  ¿No tendría mas sentido defenestrar el peso y adoptar el dólar y el euro como nuestras monedas?

Hay muchos viceministros “chivos” porque temen a las escuchas telefónicas.  ¿Qué hace el famoso DNI?  ¿De que “enemigos” nos protege?  ¿No será que su principal tarea es el espionaje político?

Los reportes de prensa dan cuenta de que los RD$410,000 millones acumulados en los fondos de pensiones han sido “canabalizados” por el Gobierno y la banca privada.  ¿Estarán recibiendo sus dueños una rentabilidad aceptable?  ¿Están las administradoras de fondos de pensiones “sirviéndose con la cuchara grande”?

La Feria del Libro continua vendiéndose como la apoteosis cultural más importante, aun cuando los libros físicos están desapareciendo y las tabletas y laptops lo están tornando obsoletos.  ¿De qué sirve seguir endiosando al libro físico cuando estamos en la Era Digital?  ¿Por qué mejor no montar una feria del internet y las tecnologías de comunicación e información?

El Estado Dominicano es todavía propietario de 21 hoteles, entre los cuales están algunos de los más emblemáticos (Jaragua, Nicolas de Ovando, Matún).  ¿Quién dijo que hay necesidad de que el Estado actue como empresario en ese subsector del turismo?  ¿Por qué no se subastan esos hoteles y asi se sale el Estado de esa actividad?  ¿Quiénes se benefician de la situación de CORPHOTELS?

Hasta tanto nuestra clase dirigente no enderece las situaciones más arriba descritas habrá opacidad en nuestro trayecto del sol y continuaremos siendo un país “sencillamente triste y oprimido”, “colocado en un inverosímil archipiélago” de turismo y corrupción.

.

.