8.02.2016

“O’Neill es más de lo mismo, pero lo vamos a estar vigilando”

Un dia después de que decenas de manifestantes se agolparan en el parque de la Alcaldía de Nueva York exigiendo la destitución delcomisionado de Policía Bill Braton, el alcalde Bill de Blasio anunció que el funcionario dejará el cargo en septiembre, pero advirtió que su decisión no tuvo nada que ver con la presión de esos grupos sino con el deseo del funcionario de buscar nuevos horizontes en el sector privado.
Y aunque la noticia fue recibida con beneplácito entre los opositores de Bratton, líderes comunitarios y activistas no vieron con buenos ojos que el mandatario local haya designado a Jimmy O’Neill, mano derecha del comisionado saliente, como la nueva cabeza de la NYPD.
Aunque las autoridades aseguran que hay logros considerables en el mejoramiento de las relaciones entre los agentes y los vecindarios, y que O’Neill ha sido vital en ese proceso, los críticos insisten en que ese organismo ha implementado políticas de hostigamiento y brutalidad contra las minorías en laGran Manzana y que el programa que pretende crear confianza entre las comunidades y los policías no ha dado frutos.
José Lasalle, líder del grupo Copwatch Patrol Unit, aseguró que el nuevo comisionado de Policía es un hombre “más violento” y advirtió que el movimiento social creado para denunciar hechos de brutalidad policial le seguirá los pasos para presionar por un cambio y reformas en la policía.
“A O’Neill lo conocemos porque él siempre ha estado en las protestas caminando con nosotros y él ha implementado la misma política agresiva de Braton”, comentó el activista. “Se la pasa dando órdenes de arrestar a la gente que no está violando las leyes y aunque O’Neill es más de lo mismo, lo vamos a estar vigilando de cerca, porque si no hace cambios, va a ser muy difícil para él estar cuatro años más en la policía”.
Lasalle dijo que hubiera preferido que el alcalde de Blasio nombrara como sucesor de Bratton a Carlos Gómez, quien fue designado como nuevo jefe de Departamento, en un hecho histórico, pues al ocupar la segunda posición más alta en la uniformada, el oficial de origen cubano se convierte en el hispano de mayor rango en el Departamento de Policía de la Gran Manzana.
“Lastimosamente bajo el mando de O’Neill, Gómez solo va a hacer lo que le digan que haga”, agregó el activista.

.

.