7.24.2016

Michael Jordan se queja del racismo, dona $2 millones para buscar soluciones

Michael Jordan ha estallado este lunes contra la lacra del racismo y ha mostrado su malestar en relación a los últimos enfrentamientos entre ciudadanos afroamericanos y agentes de policía.
El portal estadounidense The Undefeated ha publicado una carta del mítico jugador de los Chicago Bulls y los Washington Wizards y actual propietario de los Charlotte Hornets, donde carga contra el problema y se muestra predispuesto a colaborar para erradicarlo, haciendo incluso una donación de 2 millones de dólares.
“Como un americano orgulloso, un padre que perdió a su padre en un acto de violencia sin sentido, y un hombre negro, estoy profundamente preocupado por las muertes de los afroamericanos a manos de la policía y enojado por el cobarde y odioso accionar de la policía. Lloro con las familias que han perdido a sus seres queridos, yo sé de su dolor demasiado bien”. Comenzó su comunicado el ex 23 de los Chicago Bulls.
“Fui criado por padres que me enseñaron a amar y respetar a las personas independientemente de su raza u origen, por lo que estoy triste y frustrado por la retórica divisiva y las tensiones raciales que parecen estar empeorando en los últimos tiempos. Sé que este país es mejor que eso y ya no puedo permanecer en silencio”, agregó.
Al hilo, el mítico ex jugador avisa que “tenemos que encontrar soluciones que garanticen a la gente de color recibir tratamiento justo y equitativo y que los agentes de policía - que ponen sus vidas en la línea todos los días para protegernos - sean respetados y apoyados”.
“Durante las últimas tres décadas he visto de cerca la dedicación de los agentes de la ley que protegen a mi familia y a mí. Tengo el mayor respeto por su sacrificio y el servicio. También reconozco que para muchas personas de color sus experiencias con el cumplimiento de la ley han sido diferentes a la mía”.
Y revela que “me he decidido a hablar con la esperanza de que podamos llegar juntos como estadounidenses a través del diálogo pacífico y la educación a lograr un cambio constructivo”.
Jordan ha revelado que “para apoyar ese esfuerzo, estoy haciendo contribuciones de 1 millón de dólares a cada una de estas organizaciones: la Asociación Internacional de Jefes de Policía, donde se establece el Instituto para la relación entre policía y comunidad, y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color y Fondo de Defensa Legal (NAACP en Estados Unidos)”.
Jordan cierra el escrito recordando que “tenemos el privilegio de vivir en el país más grande del mundo. Los problemas que enfrentamos no aparecieron durante la noche y no se resolverán de un día para otro, pero si todos trabajamos juntos, podemos fomentar una mayor comprensión, un cambio positivo y crear un mundo más pacífico para nosotros, nuestros hijos, nuestras familias y nuestras comunidades”.
Michael Jordan nunca estuvo tan comprometido con causas políticas y sociales como otros grandes deportistas afroamericanos, véase Muhammad Ali o Kareem Abdul-Jabbar. O, al menos, así lo pareció públicamente. Tanto fue así que el máximo anotador histórico de la NBA llegó a declarar que MJ había elegido "el comercio sobre la conciencia". Sin embargo, las recientes manifestaciones contra el racismo hacia los afroamericanos en Estados Unidos, tiroteos de por medio, han llevado al mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos a alzar la voz al respecto.
Quizá lo haya hecho motivado por gestos como las reclamaciones públicas de baloncestistas como LeBron James, Chris Paul, Dwyane Wade y Carmelo Anthony en la última gala de entrega de los premios de la ESPN. O por las polémicas camisetas bajo el lema "La vida de los negros importa", que llevaron a la NBA femenina a multar a algunas de sus franquicias y jugadoras para después reconsiderar su decisión. O quizá, simplemente, porque su padre también murió tiroteado en 1993.

.

.