7.28.2016

La decepcionante historia de la miss que fingió tener cáncer y estafó $30 mil dólares

Brandi Weaver-Gates llegó a ser Miss Pensilvania, pero lo impactante de su historia es que ha sido sentenciada a cumplir de dos a cuatro años de prisión en Estados Unidos, por ser culpable de robo y estafa.

Brandi de 24 años, además tendrá que pasar cinco años haciendo servicio comunitario, cuando recupere la libertad; todo esto luego de conseguir un acuerdo con la corte en el que se declaró culpable de robo y estafa, tras haber recaudado aproximadamente 30 mil dólares de unas 150 personas distintas, que fueron engañadas por la ex reina de belleza.

La chica inventó que sufría de cáncer, específicamente leucemia, en marzo de 2013 y en ese momento ya era una modelo de cierta proyección y desde ese momento impulsó distintas campañas de recaudación de fondos, supuestamente para afrontar el costoso tratamiento. 

Hasta llegó a cortarse el pelo para simular que estaba recibiendo rayos.
Durante los meses de agosto de 2013 y junio de 2015 realizó por los menos cuatro eventos: el más importante fue un bingo por el que juntó más de 14 mil dólares. 

Después hizo distintas campañas, en las que recaudó 8.793, 4.344 y 2.586 dólares respectivamente; y en abril de 2015, con el impulso generado por la empatía y la solidaridad que había despertado, fue consagrada como Miss Pensilvania Estados Unidos Internacional.

Cuatro meses después de la consagración comenzaron las sospechas, ya que en agosto de 2015 llegaron las primeras acusaciones y sospechas, cuando la Policía recibió una denuncia que indicaba que Weaver-Gates no tenía cáncer y que nunca había recibido ningún tratamiento.

Los investigadores visitaron las distintas clínicas en las que ella aseguraba haberse tratado y en ninguna había registros de ella.

La chica acorralada, presentó una factura del Hospital Johns Hopkins, pero un peritaje determinó que era falsa, por lo que fue arrestada a fin de año y al ver que no había defensa posible, decidió confesar para obtener una sentencia más benigna. 

Finalmente llegó la condena y Weaver-Gates fue despojada de su título como Miss Pensilvania.

.

.