6.09.2016

Se abre la puerta para que Adriano Espaillat llegue al congreso

El próximo 11 de junio el representante Charles Rangel celebrará su cumpleaños número 86 y tras haber pasado 46 años ocupando uno de los escaños la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, se prepara para decir adiós y darle paso a un nuevo rostro que represente al Distrito 13 de Nueva York.
Y aunque son varios los candidatos que esperan alzarse con la curul en las elecciones generales de noviembre, primero tendrán que pasar la prueba de las primarias que se realizarán el próximo 28 de junio entre los demócratas para saber quién de los 9 competidores, entre ellos 3 latinos, convencerá al electorado de ser la opción que trabaje por sus necesidades.
Angela Fernández, directora ejecutiva de la organización Northern Manhattan Coalition for Immigrant Rights, aseguró que el Distrito 13 de la Gran Manzana ha tenido avances considerables, pero advirtió que es urgente que el sucesor de Rangel utilice las agencias federales para beneficiar a la comunidad que representará.
“Estamos viendo extremos de riqueza que está entrando al distrito y también extremos de pobreza, y es por eso que el nuevo congresista, sea quien sea, debe ser capaz de ayudar a cerrar esa brecha”, comento la líder comunitaria.
“Necesitamos alojamiento, vivienda y garantizarle a la gente que va a tener un sitio donde vivir. No podemos permitir que saquen de sus apartamentos a personas que han vivido 30 años en un lugar”, comentó la activista, quien agregó que otra exigencia para el sucesor de Rangel es que lleve más negocios a ese distrito, a fin de dar mejores condiciones laborales y combatir el desempleo.
El distrito abarca los vecindarios de Harlmen, East Harlem, el Alto ManhattanMarble Hill, Morningside Heights, Inwood y una pequeña porción del Oeste de El Bronx.
“Hay que identificar a las empresas que le pagan bien a los empleados y traerlas aquí. No se le puede dar ese privilegio a cualquiera, sino que primero hay que identificar cuáles son esos negocios modelo que brindan más beneficios, a través de un seguimiento de cómo ha sido su desempeño con los empleados”, dijo Fernández.
Y la reforma migratoria sigue siendo otra de las grandes necesidades no solo de ese distrito, sino a nivel nacional.
“Necesitamos que el próximo congresista sepa comunicar bien el mensaje de la reforma, porque se tiene que bregar con más de 400 congresistas”, concluyó Fernández.

Tema de vivienda es clave

Asimismo, la dominicana Zoila Rodríguez, quien vive en East Harlem, aseguró que cada vez hay menos vivienda asequible en ese distrito de la ciudad, y esa debe ser una punta de lucha para el sucesor de Rangel.
“Aquí vivimos muchas personas de clase media y pobres y si no bajan los precios de las rentas nos vamos a quedar sin lugares donde vivir”, dijo la madre soltera, quien tiene dos hijos. “Debe haber también más protección en las calles, más vigilancia y que se haga más en cuestiones de salud, pues si una persona tiene un ingreso mediano, no es justo que tenga que pagar seguros carísimos”.
Zoila no ocultó su preferencia por el candidato Adriano Espaillat, quien podría convertirse en el primer dominicano en ocupar una curul federal.
“Le voy a dar mi voto a él, porque es una persona que conoce en carne propia las necesidades que tiene este distrito, porque es hispano y también porque es dominicano”.
Entre tanto, el ecuatoriano Luis Campozano, quien viven en El Bronx desde hace 21 años, se mostró muy confiado de que un hispano será el sucesor de Rangel.
“Esperemos que si gana Espaillat defienda los derechos de todos nosotros”, dijo, al tiempo que agregó que el principal problema del Distrito 13 es la falta de empleo.
“Si no hay más fuentes de trabajo aquí, va a ser muy difícil y se va a ver más pobreza en el distrito. También hacen falta más policías, con mayor entrenamiento y presionar para que se de la reforma migratoria”, comentó el sindicalista de la Local 78, agregando que el nuevo congresista tiene la obligación de asumir el liderazgo de la reforma migratoria.
Campozano hizo un llamado a los votantes del Distrito 13 para que el 28 de junio no se queden en casa y salgan a las urnas: “Nuestro voto es muy importante. Si uno vota, uno decide”.
La directora de la Organización y Asociaciones Estratégicas de la Local 78, Lucía Gómez,  aseguró que este momento será histórico para la comunidad latina del Distrito 13, pues tendrá un enorme chance de conquistar una silla más en el Congreso federal.
“Por primera vez en 46 años vamos a tener la oportunidad de elegir a alguien nuevo. Que la gente escoja, basada en unas necesidades. De momento en el 2000 fue el boom de la comunidad hispana, pero no entendían que la comunidad dominicana estaba muy grande para el espacio que tenían”, agregó la líder comunitaria. 
Gómez explicó que en el 2012 lograron hacer un rediseño de los distritos y en el Distrito 13 se incluyeron partes del norte de El Bronx, lo que amplió el número de hispanos, quienes a través de su voto podrán ayudar a mejorar las necesidades de la zona.



.

.