6.28.2016

“Los muertos hablan”: Entrevista a un médico forense


SANTO DOMINGO. Los cadáveres hablan, asegura Anderson Mejía. Sus maestros le enseñaron a escuchar y “no creer en nada que el muerto no le diga”. Con cuatro años como médico forense, este joven de 31 años es uno de los pocos que han elegido estudiar esta carrera en el país.
“La especialidad es difícil, tienes que manejar cadáveres de todas las edades, con diferentes causas de muerte y en diferentes estados de descomposición y al igual que otras especialidades quizás no es lo suficientemente valorada en sus roles de evaluadora de los servicios de salud, prevención de enfermedades y violencia”, precisó Mejía.
En el poco tiempo que lleva como legista muchas han sido las historias que ha recopilado.
“En una ocasión una señora con antecedentes médicos conocidos de epilepsia falleció y su cadáver fue enviado a Patología para fines de autopsia previa a su cremación, ahí se descubrió la real causa de muerte: una estrangulación”, recuerda.
En el país se producen alrededor de seis médicos forenses por año y actualmente existen solo 100. Aquí la entrevista completa a Mejía, uno de ellos:

.

.