6.01.2016

Liberan hombre del Bronx que mató al presunto violador de su esposa

El taxista arrestado por matar a golpes a un hombre que intentó violar a su esposa quedó libre anoche, luego que el juez Julio Rodríguez de la Corte Criminal de El Bronx ordenó su libertad bajo su propia responsabilidad.
A Mamadou Diallo no se le impuso una fianza, y al salir fuer recibido con gritos y aplausos por parte de seguidores que lo llamaron un héroe. Deberá regresar a la corte el 27 de junio.
“Esto no era un delito en el que el acusado cometió un acto agresivo”, dijo el abogado defensor Anthony Michaels en los tribunales. “Este fue un ataque a su familia, en su casa, en circunstancias extremas”.
El hombre de 61 años fue acusado inicialmente de homicidio a pesar de su insistencia de que el ataque fue en defensa propia.
Los cargos fueron reducidos posteriormente a asalto, aunque los fiscales dijeron que podrían cambiar una vez finalizada la investigación en curso.
En la audiencia en la corte, a la que asistieron más de una docena de miembros de la familia y la mezquita a la que asiste Diallo, los fiscales no pidieron fianza, y en su lugar dijeron que estarían de acuerdo con la decisión del juez.
“Él tiene derecho a defender su esposa. ¿Qué vas a hacer si alguien entra y trata de violar a su esposa?”, le dijo una mujer de 38 años fuera del juzgado al Daily News.
El sospechosos de querer violar a la mujer fuer identificado como Earl Nash, de 43 años, quien era un ex convicto con 19 arrestos en su historial, de acuerdo con el New York Post. Tras 9 años en prisión, acusado de soborno y posesión de drogas, fue liberado en julio del año pasado.
Su arresto más reciente fue en abril, cuando paso siete días en la cárcel por invadir una propiedad privada y amenazar a un agente de seguridad que intentó sacarlo del lugar.
El pasado lunes en la noche en el sexto piso de un edificio en Claremont, Nenegale Dialloescuchó que alguien golpeaba la puerta, pensó que era su hijo y sin mirar abrió. Fue sorprendida por Nash quien empezó a golpearla y a quitarle la ropa. Ella desesperada, le ofreció darle dinero, pero el sospechoso le dijo que no quería dinero, que lo que quería era violarla, de acuerdo al relato que la mujer le dio a medios locales.
Nenegale también dijo que el hombre la golpeó en la cabeza con una silla, que cayeron tres veces al suelo durante el forcejeo. Posteriormente ella logro escapar y llamar a su esposo por teléfono para pedir auxilio.
El hombre salió corriendo pero cuando el ascensor abrió Nash se encontró de frente con el esposo de la victima quien le grito a su marido “Es él, es él”.
De acuerdo con el relato de la mujer así comenzó la pelea entre el atacante y su marido que estaba arreglando su vehículo en la calle y por ello tenía una barra de hierro en la mano.
El fatídico desenlace dejó a Nash con una fractura de cráneo, y falleció en el Lincoln Hospital.

.

.