6.30.2016

El gobierno dominicano no puede cerrar una banca de apuestas ilegales, los dueños desafiaron las leyes


SANTO DOMINGO.- En un abierto desafío a las autoridades fue reabierta a las pocas horas una banca de lotería que había sido cerrada el miércoles por el Ministerio de Hacienda, en el sector Domingo Savio (Los Guandules) de la capital. 

La banca que operaba ilegalmente frente al edificio 3 de la Manzana C, del complejo habitacional ubicado en la avenida Francisco de Rosario Sánchez fue clausurada en la mañana del miércoles por no tener permiso, pero los ejecutivos del Consorcio MJ la reabrieron horas más tarde, sin importarle la orden oficial. 

César Valdez, vocero del grupo “Comunitarios en Acción” dijo que al parecer los dueños del Consorcio MJ no temen a una reacción de Hacienda, porque cuentan con la complicidad de funcionarios y empleados del Ministerio. 

Refirió que la Dirección de Casinos y Juegos de Azar de  Hacienda certificó el pasado 15 de este mes que el negocio no tiene licencia para operar pero que no fue hasta este miércoles 29 que procedió a clausurar la banca de lotería, por presiones de  moradores y distintas organizaciones de la barriada. 

Indica que esta tardanza confirma versiones de que  los propietarios y operadores de la banca, sucursal del Consorcio MJ,  cuentan con la complicidad de algunos funcionarios y empleados de Hacienda. 

Trajo a colación  expresiones atribuidas a ejecutivos del Consorcio de que el cierre no tendría efectividad, porque según ellos están pegados, tienen buenos enllaves en el Ministerio de Hacienda.           

El vocero del grupo Comunitarios En Acción explica que la banca representa un serio problema para los moradores del edificio 3 de la Manzana C y de otros multifamiliares cercanos, por lo que gestionaron el cierre, sobre todo porque no tenía licencia para operar. 

Muchas veces—precisa —las gentes que acuden a jugar  lanzan improperios contra las personas que viven en el edificio. Y advierte que al negocio acuden personas de dudosa reputación, lo que constituye una seria preocupación para los que viven tanto en el edificio como en los alrededores. 

Apunta que otro problema es que el anexo al edificio donde opera la Banca puede ser usado por delincuentes para refugiarse y cometer fechorías.

Añade que las personas que tienen que pasar obligados por el lugar en horas de la tardecita y la noche,  lo hacen atemorizadas, por la posibilidad de ser víctimas de un atraco  o una agresión, por los antisociales que se guarecen detrás de la Banca. 

Subraya que hay muchas suspicacias y preocupación  por la apertura a la fuerza de la banca, pocas horas después que Hacienda la clausurara. 

Cesar Valdez teme que por la negligencia y la complicidad de funcionarios y empleados de Hacienda,  los dueños y los operadores de la banca ilegal reaccionen de manera violenta, y tomen represalias contra los moradores de Los Guandules que quieren el cierre definitivo de la banca del Consorcio MJ. 

.

.