6.01.2016

Di Blasio inaugura centro para entrenar abogados que representarán a inmigrantes con casos penales

EL ALCALDE DE BLASIO INAUGURA EL CENTRO PADILLA PARA ENTRENAR ABOGADOS QUE REPRESENTAN A INMIGRANTES EN CASOS PENALES

El nuevo Padilla Support Center será encargado de asegurar que los abogados defensores puedan ofrecer a los casi 700,000 neoyorquinos elegibles para la ciudadanía información fiable sobre las consecuencias de ser convictos en cortes penales

NUEVA YORK––El alcalde Bill de Blasio anunció hoy una nueva iniciativa para asegurar que los inmigrantes neoyorquinos reciban representación legal de alta calidad cuando enfrenten una acusación penal. El nuevo Padilla Support Center, financiado con una subvención de $1.35 millones del Estado de Nueva York y la Oficina de la Alcaldía para Justicia Penal (Mayor’s Office of Criminal Justice o MOCJ, en inglés) conectará a los abogados penalistas de juzgados, tribunales de apelación y de asuntos de familias con asesoría experta individualizada y asistencia técnica continua.

Casi un millón y medio de inmigrantes viven en Ciudad de Nueva York y aún no son ciudadanos; de ellos, se estima que unos 700,000 podrían ser elegibles para solicitar la ciudadanía. Declararse culpable o ser convicto de un delito, aunque sea menor y no violento puede tener consecuencias significativas para estos neoyorquinos.

“Todos los neoyorquinos merecen su día de justicia en la corte y una representación legal de calidad —sin importar su estatus migratorio”, dijo el alcalde de Blasio. “Capacitar a los abogados para que puedan ofrecer la mejor defensa penal a los inmigrantes es una parte importante de lo que significa asegurar que nuestro sistema de justicia penal sea justo y los inmigrantes se sientan bienvenidos en Ciudad de Nueva York”.

El plan anunciado hoy avanza el compromiso de la Alcaldía de mejorar la calidad de la justicia en Ciudad de Nueva York y asegurar que los servicios municipales —incluyendo la educación, comidas de emergencias, albergues, atención médica, servicios legales y la tarjeta de ID municipal— estén disponibles a cada neoyorquino sin importar su estatus de inmigración. En conformidad de la sentencia de la Corte Suprema en el caso Padilla vs. Kentucky, los abogados de defensa deben informar a los acusados de las posibles consecuencias para la inmigración de ser acusados en corte penal. El Centro Padilla es parte de una red estatal de centros regionales de inmigración anunciados el año pasado por la Oficina de Defensorías de Oficio del Estado de Nueva York (New York State Office of Indigent Legal Services, en inglés) con el fin de mejorar la efectividad en la representación legal en conformidad con el mandado constitucional en el caso de Padilla.

El Proyecto de Defensa de los Inmigrantes, fundado en 1997 para proveer recursos legales, capacitación y apoyo a los abogados penalistas que representan a inmigrantes en cortes penales de Nueva York, dirigirá las operaciones en el Centro.

El Centro Padilla ofrecerá servicios esenciales, entre ellos:

  • Una línea de servicio para los abogados de defensa en casos penales. Con abogados expertos en ley de inmigración, la línea proveerá asesoría individualizada continua a los más de 2,000 abogados de defensa que representan a inmigrantes en cortes penales y de asuntos de familias en Ciudad de Nueva York. La línea ayudará a los abogados a entender las consecuencias de casos penales para la inmigración.

  • Un enlace entre los inmigrantes y expertos legales en inmigración. La línea de servicio también facilitará la conexión con abogados de inmigración que puedan ofrecer sus servicios en casos legales no penales, como las solicitudes de residencia y procedimientos de deportación. Estos abogados de inmigración, financiados por la Ciudad, son entrenados en oficinas de instituciones de defensa en los cinco condados que ofrecen servicios a casi 6,000 inmigrantes neoyorquinos por año.

  • Entrenamiento y asistencia técnica esenciales. El Padilla Support Center dirigirá cursos y distribuirá guías de recursos a todos los abogados de defensa penal en la ciudad para mejorar su conocimiento y concientización de las consecuencias para la inmigración de tener casos en cortes penales y de asuntos de familias.

Los abogados del Immigrant Defense Project son expertos reconocidos a nivel nacional en ley penal de inmigración y con años de experiencia ofreciendo apoyo a abogados de defensa penal, así como ayudando a las oficinas de defensores públicos a institucionalizar prácticas que protejan mejor a sus clientes inmigrantes.

El Centro Padilla complementará y ampliará los servicios legales ya disponibles a los inmigrantes que viven en Nueva York, incluyendo a ActionNYC, un sistema comunitario que ofrece apoyo legal y de información de inmigración de calidad y gratis, y NYCitizenship, un programa que ofrece ayuda jurídica gratuita con solicitudes de ciudadanía en bibliotecas públicas selectas. El Centro ampliará la capacidad disponible en la Ciudad para conectar a los inmigrantes con información y asesoría legal de calidad, en especial los que tienen un caso penal pendiente.

“La Ciudad de Nueva York ha tenido desde hace mucho tiempo un enfoque innovador a la provisión de asesoría y representación para los inmigrantes involucrados en el sistema de justicia penal”, dijo Elizabeth Glazer, directora de la Oficina de la Alcaldía para Justicia Penal. “El nuevo Centro Padilla mejorará la capacidad de la Ciudad para apoyar a los inmigrantes neoyorquinos en su proceso por nuestros complejos sistemas jurídicos”.

“Los seis Centros Regionales de Ayuda de Inmigración buscan mejorar la calidad de servicios de defensoría de oficio y asegurar el derecho a una representación legal efectiva en todo el estado”, dijo William Leahy, director de la Oficina de Defensorías de Oficio del Estado. “Nos complace que el Centro Padilla trabajará para asegurar que cada defensor público en Ciudad de Nueva York tendrá acceso al entrenamiento y apoyo legal necesarios para ofrecer un consejo competente en conformidad con las obligaciones legales en casos penales, como fue establecido por la Corte Suprema en el caso de Padilla vs. Kentucky, 130 S. Ct. 1473 (2010) y como se espera en los procedimientos de tribunales de asuntos de familias”.

“Como reconoció la Corte Suprema en la decisión judicial de Padilla, todo el mundo tiene derecho a una defensa penal efectiva sin importar el estatus migratorio”, dijo Alisa Wellek, directora ejecutiva de Immigrant Defense Project. “Para los inmigrantes, eso significa tener un abogado que pueda aconsejarles sobre las consecuencias para la inmigración de asumir responsabilidades, y ayudarles a evitar estas consecuencias cuando sea posible. El Centro Padilla ayudará a asegurar que los defensores cumplan su deber constitucional y los inmigrantes reciban un tratamiento justo conforme con la ley”.

“Asegurar que los inmigrantes tengan acceso a la justicia es una prioridad clave para asegurar la inclusión y equidad para todos”, dijo Kavita Pawria-Sánchez, subcomisionada de la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Migratorios (MOIA, en inglés). “El Centro Padilla conectará a los inmigrantes neoyorquinos con ayuda legal de calidad de expertos reconocidos a nivel nacional cuando puede haber mucho en juego para ellos y sus seres queridos. Esta iniciativa contribuirá directamente a la estabilidad de las familias y comunidades migrantes”.

.

.