12.21.2015

Si los padres usan drogas y la madre no se cuida para evitar salir embarazada, naturalmente sus hijos van a nacer con el vicio



La alarmante epidemia en Estados Unidos de recién nacidos con dependencia a las drogas.


La cifra es aterradora: cada 19 minutos nace un bebé con síndrome de abstinencia en EE.UU.
Cerca de 27.000 bebés nacieron en 2013 con dependencia a las drogas a las que eran adictas sus madres durante los meses de la gestación.
Estos bebés nacen en la miseria de lo que se conoce como Síndrome de Abstinencia Neonatal, por la ausencia de opiáceos naturales como la heroína, sintéticos como la metadona o analgésicos recetados por prescripción médica con los que se mezclan o tratan las adicciones.
Los bebés con abstinencia neonatal tiemblan incesablemente, lloran sin parar, presentan cuadros de diarrea severa, estornudos y llantos profundos y repetidos que contorsionan todo el resto de sus cuerpos.
Además, no comen porque rechazan la comida o porque se ahogan con ella; o comen compulsivamente.
Muchos de ellos llegan al mundo bajos de peso. Algunos convulsionan.



.

.