10.29.2015

Guatemala nos está dando el ejemplo; fuera los corruptos, es mejor un humorista a un político ladrón que olvide al pueblo

A Jimmy Morales le llega la hora de enseriarse

Jimmy Morales ganó las elecciones presidenciales sin tener experiencia política, pero la población hastiada de la corrupción espera una rápida respuesta a sus demandas para mantener la unidad nacional.

Con casi 2.7 millones de votos, Morales tendrá que atender el cansancio de una población que salió a las calles y logró sacar del gobierno al ex presidente Otto Pérez Molina acusado de corrupción, pero hasta ahora ha dado pocas muestras de cómo lo hará.

"La gente siente que si ganó Jimmy, entonces ya ganó. Tener a alguien nuevo representa la duda que se traduce en expectativa", dijo Renzo Rosal, analista independiente. Para Rosal el pensamiento de la gente que votó por Morales es creer que "es mejor tener a este que a la otra mamarrachada de ladrones".

Morales alcanzó un 67.44% de los votos frente a la empresaria y ex primera dama Sandra Torres que obtuvo 32.56%.

La mayor exposición del licenciado en administración de empresas ha sido a través de la televisión guatemalteca donde por varios años tuvo un programa de televisión llamado "Moralejas" en el que realizaba chistes y bromas. Se pintaba el rostro para parecer negro o vestía ropas y hablaba con acento indígena.

"Jimmy Morales contribuyó permanentemente al prejuicio y la inferiorización de la identidad indígena", dijo el diputado indígena Amílcar Pop, quien afirmó que la población lo consideraba "normal" debido a que Guatemala "está sumergido en un racismo profundo".


Carlos Mendoza, analista del grupo Diálogo dice "tiene que empezar a mostrar seriedad y eso empieza por la conformación de un equipo de gobierno profesional y que no tenga tachas en el tema de honorabilidad", señaló.

Hay otros aspectos de Morales que también mantiene con los ojos abiertos a varias organizaciones, especialmente las que trabajan en el resguardo de los derechos humanos.

A a lo largo de la campaña política de Morales se fueron identificando sus vínculos. El más claro es el apoyo brindado por veteranos militares quienes fundaron el partido Frente de Convergencia Nacional por el cual alcanzó la presidencia.

En el primer Comité Ejecutivo Nacional del partido se encontraban los generales Luis Felipe Miranda Trejo y José Luis Quilo Ayuso y al coronel Edgar Ovalle, todos retirados.
Los tres militares son fundadores de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala, que ha mantenido su rechazó y ha enfilado sus baterías contra los procesos judiciales encaminados a oficiales castrenses que cometieron violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado en Guatemala (1960-1996).

Aunque Morales ha negado sus vínculos con ellos y ha dicho que los personajes fueron solamente fundadores del partido, Ovalle es uno de sus más cercanos colaboradores quien nunca se despega de Morales. El militar retirado ganó una diputación y será quien encabece la pequeña fuerza política de su partido con 11 escaños en el legislativo.

Sandra Torres, con quién Morales disputó la presidencia en segunda vuelta, en varias ocasiones se lo recordó: "usted está acompañado de la vieja guardia de militares de la guerra".


.

.