diciembre 28, 2012

Bill Clinton está tan delgado que no lo reconocen

Desde que Bill Clinton era presidente de Estados Unidos, libra una dura batalla contra la comida chatarra y tal parece que la ganó por 'knock out'.

En ese entonces, su esposa, Hillary, cambió el menú de la Casa Blanca, pero el político solo se convenció de renunciar a las hamburguesas y las papas fritas cuando lo tuvieron que operar del corazón en 2004 y 2010.

Después de su última cirugía, el exmandatario de 66 años se volvió vegetariano, lo que le ayudó a bajar los niveles de colesterol y a perder más de 12 kilos.

Es tan sorprendente su transformación que hace pocos días, los fotógrafos que lo esperaban a la salida de un restaurante casi ni lo reconocen.

Ahora incluso le dicen ‘Bill Thinton’, un juego de palabras entre su apellido y thin que traduce delgado.

Fuente: www.semana.com

.

.